Sin comentarios aún

Bitácora del Encierro (Crónicas de un despertar)

  Por Esperanza Abadía

Dualidad

Hay veces en que se nos va la certeza,
contemplamos la muerte y la barbarie,
negamos el amor, nos separamos,
sentimos soledad en el tumulto,
tenemos que transar con la indolencia,
pulsar futilidad y sin sentido,
el hachazo del miedo y el hastío,
aquella insípida vacuidad que nos aguarda,
después del autoengaño.
Huyendo del dolor nos dedicamos a rituales vacíos y artificios.

Hay veces en que nos olvidamos de sufrir,
nos confortamos en nuestra llenura,
resplandece en el mundo la hermosura,
sentimos el regalo de la gracia
y se descoloriza nuestro drama.
Sonidos y silencios nos seducen,
descuidamos por fin las obsesiones,
somos incitadores de confianza
y nos retoñan alas y sosiego,
como si cada instante renaciéramos.

Y a nuestros limpios ojos inocentes,
solo llegan testigos de armonía.

Publicar un comentario