2

El Vendedor de Sombreros

Gloria70  Por:  Gloria Castañeda

Hubo una vez un hombre sabio que vendía sombreros. Caminando por la playa compartía experiencias y enseñanzas del verdadero vivir.

Una vez se le acerco  a una bella pareja – turistas del lugar- que admiraban absortos la inmensidad del mar. Irrumpió el silencio cálidamente y dijo: “SI pudiera hacer realidad cualquier deseo, lo único que pediría seria el «aprender a pensar». De qué me serviría tener todas las riquezas y el poder, si no soy dueño de mis pensamientos – y no estoy en paz?

Finalmente antes de irse replicó: “No busquen a Dios cuando sean ancianos y necesiten pedir salud o una buena muerte.. encuéntrenlo ahora en su mente para que los acompañe siempre”. Habiendo dicho esto, el vendedor de sombreros se despidió y desapareció sutilmente en el paisaje.

No busques a Dios en un lugar o con una forma específica. Reconócelo en cada ser…en cada mirada…en cada  aliento de vida…allí  se acaba la búsqueda y comienza el milagro.

Comments(2)

  1. Responder
    Maria Gemma Castro Q. says:

    Excelente mensaje. Gratificante para practicarlo.Que bien se siente. Abrazos

  2. Responder
    Sonia Martínez says:

    Mi deseo es aprender cada día más de UCDM. Gracias

Publicar un comentario